Solicite cita: 910273362

info@fisioclinicgalapagar.com

Noticia

¿Qué diferencias hay entre TENDINITIS, TENDINOSIS Y TENDINOPATÍA?

Lunes, 10 de Diciembre del 2018

¿Qué diferencias hay entre TENDINITIS, TENDINOSIS Y TENDINOPATÍA?

Antes de nada aclaremos el significado del termino Tendón, el tendón es la parte final de cualquier músculo que se inserta en el hueso que le corresponde, es una zona fibrosa que soporta mucha carga, es fuerte pero ligeramente menos flexible y con menor capacidad de contracción que el resto del vientre muscular.

TENDINITIS, TENDINOSIS O TENDINOPATÍA

Dejemos de lado este termino que aparece en nuestro vocabulario médico siempre que tenemos una lesión tendinosa, es una especie de cajón desastre del que tenemos que empezar a desprendernos.

Las lesiones de los tendones representan entre el 20% y el 30% de todas las lesiones deportivas y también tiene una gran incidencia negativa en profesiones muy relacionadas con el trabajo agotador del sistema músculo esquelético.

Son algo tan mundialmente conocido que hemos empezado a usar términos no del todo correctos para denominarlo, pero realmente deberíamos entender que hay una seria diferenciación entre las distintas alteraciones que afectan a un tendón: Tendinopatía, tendinitis o tendinosis.

La tendinopatía es el término general que se utiliza tanto para las tendinitis como tendinosis. Por tanto, Las tendinopatías incluyen cualquier patología asociada a un dolor o degeneración del tejido que compone el tendón.

Mientras que, por otro lado la tendinitis siempre implica la existencia de inflamación en el tendón y la tendinosis describe un tendón dolorido y degenerado por una serie de problemas en el propio tejido tendinoso.

¿Cuándo decimos que existe una tendinopatía?

Cuando la sobrecarga del tendón es mayor a su capacidad de autorreparación, el tendón lamentablemente sufrirá una tendinopatía. Algunas de las causas de sobrecarga son conocidas: desequilibrios musculares, microtraumatismos repetidos sin la preparación física adecuada, ergonomía incorrecta, déficits nutricionales mala pisada, etc. 

Las tendinopatías incluyen cualquier patología asociada a un dolor o degeneración del tejido que compone el tendón.

A grandes rasgos podemos decir que durante la fase primera o fase inflamatoria de cualquier lesión aguda deberemos mantener unas 48 horas de reposo relativo, desde ese momento deberemos comenzar con una carga óptima. El reposo relativo supone una disminución en la carga sobre ese tendón, sin parar por completo la actividad.

Llamamos carga óptima a aquella que, a medida que la aplicamos, produce adaptaciones tisulares y con ello mejora la estructura y función del tendón. Para que sea óptima debe cumplir las siguientes características:

-Respeta el umbral de resistencia del tendón (próximo a éste para crear adaptaciones, pero sin sobrepasarlo).

-Respeta el tiempo de descanso entre estímulos de carga para no perpetuar el catabolismo.

-No influenciada por factores que hacen que el tendón tolere más carga que la programada (dismetrías, gestos deportivos defectuosos, desadaptaciones del apoyo...).

-Tras la aplicación de la carga, habrá que normalizar el tejido miofascial, tratando el posible exceso de tensión.

Aparatología que podemos utilizar para la recuperación del tendón:

Entre los últimos recursos que tenemos en fisioterapia se encuentran la diatermia por radiofrecuencia utilizada tanto para la regeneración tisular, la generación de colágeno, la disminución de la inflamación, si la hubiera, entre otras…

 

Foto: <a href="https://www.freepik.es/fotos-vectores-gratis/fondo">Vector de fondo creado por brgfx - www.freepik.es</a>

<a href="https://www.freepik.es/fotos-vectores-gratis/personas">Foto de personas creado por kjpargeter - www.freepik.es</a>

 

 

Volver