Solicite cita: 910273362

info@fisioclinicgalapagar.com

Noticia

Diferencias entre espolón calcáneo y fascitis plantar

Martes, 30 de Octubre del 2018

¿Qué es el espolón calcáneo?

El espolón calcáneo es una formación de hueso en la parte inferior del talón (hueso calcáneo) que tiene forma de pequeño gancho. Se tiende a pensar que esa pequeña formación de hueso causa el dolor inflamatorio típico de la llamada fascitis plantar, pero en realidad, en sí mismo el espolón calcáneo no es doloroso. Lo que suele pasar en estos casos es que se irritan los tejidos que se encuentran alrededor de esta protuberancia ósea, provocando la molestia.

 

Normalmente el hueso crece como respuesta a tensiones producidas por los tejidos blandos. Este crecimiento puede ser causado por la inflamación en la inserción de la fascia planta, llamándose fascitis plantar. Comúnmente pensamos que el espolón crea la fascitis plantar, pero estudios al respecto demuestran que este proceso sucede, al contrario. Aquí te explicamos cómo debido microtraumas que recibe la fascia plantar de forma continuada, se comienzan a depositar sales de calcio o ácido úrico. El acúmulo de estas sustancias, a largo plazo, lleva a la formación de espolones del talón.

Causas del espolón calcáneo

Entre las causas de la inflamación de la fascia plantar tenemos:

  • Problemas posturales (como el pie plano, calzado inadecuado o alteraciones de la marcha).
  • El sobrepeso. El exceso de peso produce un aumento de presión sobre la bóveda plantar, que genera distensiones continuas de la fascia plantar.
  • Aumento de la actividad física. Muchos atletas, debido a la actividad repetitiva, tienen esta alteración.
  • Enfermedades reumáticas (artritis reumatoide, gota) que favorecen el acúmulo de sustancias.
  • La edad. El envejecimiento conlleva a una degeneración progresiva de los tejidos, dando lugar a la aparición de distintas alteraciones.

 

Causas del espolón

Las causas son muy extensas abarcando desde problemas mecánicos, metabólicos hasta viscerales.

Diferencias entres los síntomas de un espolón y una fascitis:

ESPOLÓN CALCÁNEO

FASCITIS PLANTAR

Dolor, que aparece justo en un punto específico del talón al tocar sobre él

Dolor distribuido por toda la cara plantar del pie y el talón

El dolor es más intenso al salir de la cama por la mañana, y dar los primeros pasos.

El dolor se siente muy intenso, obliga a cojear, desaparece con el descanso prolongado y vuelve a aparecer tras periodos de actividad

La mayoría de las veces no cursa con dolor, sólo si va asociado a fascitis plantar.

Con tacones suele disminuir el dolor pues la tensión de la fascia plantar y los gemelos disminuye al acortarse

 

A tener en cuenta:

Cabe señalar que muchas personas tienen espolones calcáneos, pero no sienten molestias. Lo que debemos saber es, que si se sienten molestias en un pie, el apoyo del mismo cambiará y esto puede causar un cambio en la postura de la pierna y en consecuencia un mal reparto de cargas en la cadera y columna, llegando a causar un dolor de espalda o dolor en el cuello por todas las alteraciones posturales. Pero la presencia o no de los síntomas no van ayudarnos por sí solos a determinar la presencia de espolón.

Grupo de riesgo del espolón calcáneo 

¿Quiénes son los afectados con mayor frecuencia por el espolón calcáneo?

  • El espolón calcáneo suele aparecer en personas de edad media y que además presentan sobrepeso, esto debido a que la almohadilla encargada de absorber los golpes en el talón va perdiendo su eficacia con el paso de los años y si a esto le sumamos el sobre peso, se hace más factible que la persona desarrolle un espolón. 
  • Aquellos deportistas que no realizan un entrenamiento adecuado, es decir, no cumplen con el calentamiento, estiramiento, ni realizan una adecuada vuelta a la calma, son más propensos a desarrollar espolón calcáneo. 

Tratamiento del espolón calcáneo

En fisioterapia, los tratamientos convencionales incluyen estiramientos, masajes y movilizaciones del sistema nervioso. Inclusive, el uso de electroterapia para mejorar la circulación de la zona está indicado.

Pero al existir un acúmulo de microcristales de calcio y ácido úrico, la alimentación es un factor fundamental que genera este problema y por tanto también que lo puede resolver. Se deben eliminar la leche y sus derivados, las carnes rojas y embutidos, el tomate y el espárrago, y reducir en lo posible los dulces.

En general se debe de hacer una dieta alcalinízate para mejorar la función del riñón, y junto con unas plantas medicinales y homeopatía se puede conseguir la reabsorción de la calcificación en la fascia plantar que provoca el dolor en el talón al pisar.

Es importante entender que el espolón no puede ser eliminado con la fisioterapia, pero la fisioterapia si va a eliminar los síntomas. Sólo el cirujano es capaz de eliminar el espolón calcáreo, pero por lo general no tiene tratamiento quirúrgico porque el paciente con la fisioterapia en gran medida reduce los síntomas sin volver a darle problemas, pero el espolón sigue en el talón siendo asintomático.

Cuidado de los pies

No somos conscientes de lo importante que es cuidar nuestros pies, aquí os dejamos unos consejos de los fisioterapeutas de FisioClinic Galapagar.

  • Al final del día dedica un tiempo a realizar un sencillo masaje en las plantas de los pies. Esto además de relajar las tensiones de los músculos del propio pie ayudará a relajar tu sistema nervioso y a segregar sustancias que ayudan a el descanso.
  • Puedes realizar pequeños estiramientos contra la pared o hacer rodar una pequeña pelota con la planta del pie y también en tus gemelos, sobre todo si ha sido un día largo de estar de pie o caminando con tacones.
  • Si presentas dolor en la zona del talón, coloca frío local durante unos 10-15 minutos. 

Conclusiones...

El espolón calcáneo no es la misma patología que la fascitis plantar, y no hay que confundir estos dos trastornos, porque el tratamiento es diferente. Aunque es cierto que, a menudo se dan de manera conjunta. La fascitis plantar genera un aumento de tensión general del tejido fascial de la planta del pie?, esto produce un recrecimiento óseo necesario para soportar y distribuir las nuevas tensiones.

Volver